Años 50

“Mis primeros óleos me definen como una artista figurativa que evoluciona hacia la geometría, pero la mayor parte de esta etapa tiene el encanto particular de la Guajira.
Toda la magia del desierto y también los indígenas Wayúu, con sus costumbres ancestrales tan extrañas para alguien como yo que venía del interior del país.
Las mujeres eran bellísimas con sus mantas y sus rostros pintados para protegerse de la agresividad del sol.
Esa cultura me asombraba en todos los aspectos, incluso por su lengua. Verlos sobre ese paisaje era como ver una estampa.
Para esta muestra se lograron reunir 9 cuadros de mi primera exposición en la galería de Leo Matiz, entre ellos La vaca loca, algunos retratos y la obra sobre la Guajira.
Hacia finales de los cincuenta, mi obra evoluciona hacia la geometría. Con figuras estáticas vibrantes, con una inquietud extraída de los colores del trópico.”

Palabras de Lucy Tejada para El catálogo Gran Retrospectiva. Cali. 2006