Años 90

“En los años noventa encontramos una serie importante de óleos sobre lienzo. Son cuadros plácidos, retozones y surrealistas con animales y vegetación profunda y barroca como corresponde a nuestra naturaleza tropical con su exuberante biodiversidad. Cada uno con su propia motivación, como un cuadro imaginario.
Los últimos cuadros son pequeñas ventanas de colores de las flores, con un sentimiento de complacencia y optimismo, de comprensión y tolerancia; allí se asoma un mínimo de esplendor de naturaleza, la eclosión floral que significa la sublimación de la planta que encierra su preciosa carga genética de supervivencia: las semillas vitales.
La flor está con la mujer en su correspondiente encantamiento. La técnica consiste en acuarelas, tintas chinas de color sobre papel Arches y algunas se complementan con colores pastel en una técnica mixta.
Los niños son la personificación del ser vivo y de mi propia vida, porque siempre me he considerado una especie de niña que está asombrada mirando un mundo que la tiene casi petrificada.”

Palabras de Lucy Tejada para El catálogo Gran Retrospectiva. Cali. 2006